Pasear bosque

Hoy te quiero explicar los beneficios del ejercicio físico para tener una buena salud física, mental y emocional. Y para ello, nos vamos a dar un paseo por un bosque.

En Japón, los paseos por los bosques o “baños forestales”, se llaman Shinrin-Yoku. Consiste en “absorber” el bosque con todos los sentidos, de una forma meditativa y especial.

El Shinrin-Yoku está inspirado en prácticas budistas ancestrales y en el sintoísmo, una religión nativa de Japón que se basa en la veneración de los kami o espíritus de la naturaleza.

Con el Shinrin-Yoku se beneficia nuestro sistema inmunitario.

Según estudios realizados por científicos japoneses, pasear de manera habitual por el bosque, favorece la reducción del estrés, de la hipertensión, de la depresión y de otras enfermedades. Los baños forestales también aumentan el nivel de las llamadas células NK (natural killers), un tipo de glóbulo blanco que permite combatir enfermedades. Las sustancias volátiles y no volátiles producidas por plantas y árboles (fitoncidas), se han asociado a una mejora de la actividad de las defensas del cuerpo, beneficiando así nuestro sistema inmunológico.

El bosque es un santuario, un manantial de la naturaleza, pero no es suficiente con un simple paseo entre los árboles. Has de ver, oler, oír, tocar, respirar y sentir la naturaleza.

Disfruta del Shinrin-Yoku, con familiares y amigos. Pero practicar del baño forestal de forma individual, te permitirá tener un momento íntimo y único, una conexión entre tú y la naturaleza. Combínalo con otros ejercicios, como el yoga, el tai chi, el chi kung, o la meditación, y los efectos serán exquisitos.

Las personas necesitamos un equilibrio entre el medio urbano y la tranquilidad y aire puro de los espacios naturales. Búscalos y disfrútalos, pero si no puedes ir a un bosque, visita un parque de tu ciudad y hazlo con todos los sentidos, también te será beneficioso.

¡Qué lo disfrutes!

Alimentación saludable

Hoy quiero que leas la importancia de seguir una alimentación saludable para tener una buena salud. Y para ello, te voy a explicar los grupos de alimentos y algunos consejos básicos.

Para que tu alimentación sea saludable debe ser suficiente para poder cubrir tus necesidades de energía, también debe ser variada, completa y equilibrada, de forma que contenga todos los nutrientes que necesitas y en las cantidades adecuadas.

En general, los alimentos se clasifican en los siguientes grupos:

  1. Carne, pescado, legumbres y huevos
  2.  Leche y derivados
  3. Cereales y pan
  4. Frutas, verduras y hortalizas
  5. Grasas

Carne, pescado, huevos y legumbres

Este grupo nos aporta, principalmente, proteínas, hierro, vitaminas B6 y B12, magnesio, selenio y zinc. Y te aconsejo un consumo diario de dos raciones.

La carne aporta proteínas de un alto valor biológico, ya que contiene todos los aminoácidos necesarios. También es rica en vitaminas del grupo B, fósforo y hierro.

“¡Come pescado azul, como las sardinas, son cardiosaludables!”

El pescado también es una fuente importante de proteínas y de muy buena calidad. Contiene, principalmente, vitaminas D, vitamina A, vitamina B12, calcio, potasio, zinc, fósforo, flúor, selenio, yodo y hierro. El pescado azul (sardina, bonito, boquerón, arenque, caballa, salmón, etc.), tiene un alto contenido en ácidos poliinsaturados y son cardioprotectores. El pescado es más digerible que la carne.

Los huevos, contienen proteínas de muy buen valor biológico. Son una fuente rica en hierro fosforo y vitaminas A, B y D… Pero también tienen un alto contenido en grasas y en colesterol.

Las legumbres como las mochetas, garbanzos, lentejas, la soja, las habas…, son alimentos muy completos, con gran cantidad de proteínas y una buena proporción de aminoácidos. Si mezclamos legumbres y cereales, obtendrás un aporte de proteínas de mayor calidad. Las legumbres también son ricas en hidratos de carbono, hierro, calcio, magnesio, zinc, potasio, y contiene la mayoría de las vitaminas. También son una excelente fuente de fibra y tienen un bajo contenido de grasas.

Los frutos secos, tienen proteínas y fibra, pero son especialmente ricos en grasas monoinsaturadas y polinsaturadas. Aportan cantidades importantes de minerales, especialmente el potasio y el magnesio.

Leche y derivados

La leche es uno de los alimentos más completos, contiene una proteína de elevada calidad, grasas e hidratos de carbono en forma de lactosa, que proporciona un sabor dulce y favorece la absorción de calcio.

Los productos lácteos, en general, son una fuente de vitaminas, principalmente de vitamina A y vitamina B2. Aportan muchos minerales, como calcio y fósforo. Gracias a su alto contenido en calcio, previene la desmineralización ósea.

Te aconsejo un consumo diario de dos o tres raciones.

Cereales y pan

Proporciona principalmente hidratos de carbono, vitaminas B, ácido fólico, zinc, magnesio y fibra. Nos proporcionan energía y han de ser la base de nuestra alimentación.

Los cereales, contienen minerales como el magnesio, zinc, hierro y un poco de calcio.

El pan es el más consumido del grupo, y es una buena fuente de energía.

Te aconsejo un consumo diario de cuatro a seis raciones.

Escoge el pan integral, es rico en fibra.

Alimentación saludable

Frutas, verduras y hortalizas

Las frutas principalmente son ricas en vitamina C, vitamina A, y potasio. Tienen bastante agua, son ricas en fibras y tienen la fructosa como el principal hidrato de carbono.

Te aconsejo un consumo diario de dos o tres raciones.

La composición principal de las verduras y las hortalizas es el agua, pero son muy buena fuente de vitaminas, minerales (magnesio y potasio).

Hay verduras ricas, principalmente, en los siguientes nutrientes:

  • Vitamina K: las verduras de color verde oscuro, amarillo o calabaza.
  • Vitamina B9: se encuentra en grandes cantidades en las hojas verdes (espinacas, acelgas…).
  • Luteína (acelgas, apio, brócoli, espinacas…).
  • Licopeno (tomate).

Su cocción destruye parcialmente las vitaminas y para evitarlo, utiliza poca agua en la cocción, no las trocees ni las tengas en remojo, e introdúcelas con el agua hirviendo.

Te aconsejo un consumo diario de dos o tres raciones.

Las cremas de verduras son buenísimas y muy saludables.

Grasas Saludables

 

Grasas

Son una fuente importante de energía y es aconsejable que consumas grasas de origen vegetal y limitar las grasas animales. Se incluyen los aceites, las margarinas y mantecas.

Te aconsejo moderar el consumo diario.

Para cocinar, en la mesa, en ensaladas y en tostadas, usa el aceite de oliva.

Para seguir una dieta equilibrada, también has de tener en cuenta los siguientes consejos básicos:

  • Evitar el exceso de grasas (principalmente de origen animal), de sal y de alimentos ricos en sodio.
  • Limita el consumo de azúcar y productos azucarados.
  • Modera o limita el consumo de alcohol.
  •  Consume carnes blancas (pollo, pavo, conejo…), y modera el consumo de carne roja, de carne grasa o procesada (tocino, embutidos, salchichas…).
  • Aumenta el consumo de legumbres, dos o tres veces a la semana.
  • Escoge productos integrales y de proximidad.
  • Limita la bollería industrial (galletas, pastas, pasteles, etc.), por su alto contenido en grasas no cardiosaludables y azúcar.
  • Limita en consumo de alimentos fritos, mejor utiliza otros métodos de cocinado (hervido, a la plancha, al vapor, al horno…).
  • Limita los productos precocinados listos para calentar y comer, por su alto contenido en sal, azúcar, grasas saturadas y colesterol.
  • Haz cinco comidas al día: desayuno, media mañana, mediodía, merienda y cena. Reparte las comidas a lo largo del día, y hará que tus digestiones sean más ligeras.
  • Que el desayuno y la comida del mediodía sean las principales comidas, y la cena la más ligera.

¡Que aproveche!

Hoy te quiero explicar la importancia de tener una vida saludable, para disfrutar de un envejecimiento activo y lleno de oportunidades.

Envejecer es un proceso natural, una etapa más de tu vida, y para hacerlo saludablemente es necesario que mantengas un elevado nivel funcional, un compromiso activo con la vida y la máxima autonomía personal. Son muchos los factores que determinan tu salud, pero debes tomar conciencia de que es fundamental implicarte personalmente en el cuidado de tu cuerpo y de tu salud.

Para que disfrutes de una buena calidad de vida es necesario que sigas un estilo de vida activo. Es decir, realiza regularmente alguna actividad física, sigue una dieta equilibrada, ten un buen control mental y emocional, y mantén unas buenas relaciones familiares y sociales. Estos cuatro pilares (la buena alimentación, el ejercicio físico, la actividad mental y la participación social) tienen un papel muy importante a la hora de prevenir problemas en tu salud.

Con la práctica de algún ejercicio físicos, como el yoga, mejorará tu salud.

Una nueva vida y saludable

¡Márcate nuevos retos y proyectos! ¡Aprovecha esta oportunidad!

“Jamás un hombre es demasiado viejo para recomenzar su vida y no hemos de buscar que lo que fue le impida ser lo que es o lo que será”.  (Miguel de Unamuno)

El pasado ya no existe, y de él sólo nos quedan los recuerdos. El futuro es incierto, es como un misterio imaginado y soñado. Sólo nos queda el presente, y este debemos vivirlo con la máxima plenitud. Estar activo es vivir plenamente, es decir, con plena – mente.